HISTORIA DE SARAVIA

DIAZ, JOSE VIRGINIO

Contribución al estudio del caudillaje en América.


“ Dichoso y feliz historiador que, tranquilo, sereno y sin prisa, hallará a mano, en la soledad de su gabinete, los materiales necesarios para construir la obra histórica definitiva, que nosotros fuimos a buscar, en una época anormal y caótica, al nido de las águilas saravistas, corriendo reales peligros, durante varios años de peregrinaje doloroso …”.

“Desde principios de 1898 a fines de 1903 visitamos con estudiada frecuencia al caudillo, con el fin ulterior de escribir algunas notas sobre su personalidad, la cual en aquellos años de agitación política ocupó un puesto de alfil en el ajedrez político.

A través de las distintas visitas que le hicimos tanto en Melo como en el Cordobés, se fue arraigando en nuestro ánimo la idea de que teníamos delante de nuestra vista un hombre digno de consideración, un caso raro.

Saravia ofrecía detalles que lo apartaban del común de los hombres. Constituía un tipo, un conjunto, que llamaba seriamente la atención.

Nuestra suerte no fue poca: fuimos el único periodista del Uruguay que lo trató con remarcable frecuencia durante varios años de correrías a través del país, puesto que los mismos diarios órganos del antiguo Partido Blanco, carecieron de corresponsales viajeros, que frecuentasen el trato personal del jefe militar y presidente honorario del Directorio de su Partido”.


José Virginio Díaz

Montevideo, 1º de Marzo de 1920.

Editorial: EL GALEON EDICIONES

ISBN: 9789974870727

$ 470

Consúltenos por stock

Descripción

Contribución al estudio del caudillaje en América.


“ Dichoso y feliz historiador que, tranquilo, sereno y sin prisa, hallará a mano, en la soledad de su gabinete, los materiales necesarios para construir la obra histórica definitiva, que nosotros fuimos a buscar, en una época anormal y caótica, al nido de las águilas saravistas, corriendo reales peligros, durante varios años de peregrinaje doloroso …”.

“Desde principios de 1898 a fines de 1903 visitamos con estudiada frecuencia al caudillo, con el fin ulterior de escribir algunas notas sobre su personalidad, la cual en aquellos años de agitación política ocupó un puesto de alfil en el ajedrez político.

A través de las distintas visitas que le hicimos tanto en Melo como en el Cordobés, se fue arraigando en nuestro ánimo la idea de que teníamos delante de nuestra vista un hombre digno de consideración, un caso raro.

Saravia ofrecía detalles que lo apartaban del común de los hombres. Constituía un tipo, un conjunto, que llamaba seriamente la atención.

Nuestra suerte no fue poca: fuimos el único periodista del Uruguay que lo trató con remarcable frecuencia durante varios años de correrías a través del país, puesto que los mismos diarios órganos del antiguo Partido Blanco, carecieron de corresponsales viajeros, que frecuentasen el trato personal del jefe militar y presidente honorario del Directorio de su Partido”.


José Virginio Díaz

Montevideo, 1º de Marzo de 1920.

Editorial: EL GALEON EDICIONES

ISBN: 9789974870727